aerotermia y suelo radiante

Ventajas y diferencias entre la aerotermia y el suelo radiante 

La aerotermia y el suelo radiante son dos sistemas de calefacción muy populares entre los propietarios de viviendas. Ambos sistemas ofrecen numerosas ventajas sobre las tecnologías tradicionales de calefacción, como el ahorro de energía y una mejor calidad de aire. No obstante, hay algunas diferencias entre los dos sistemas.  

En nuestro post de hoy, desde Manaut, empresa líder en productos eficientes de Aerotermia, calderas Manaut y sistemas solares entre otros, ¡te las contamos!  

Diferencias y ventajas de aerotermia y suelo radiante 

La aerotermia es una tecnología que se basa en la transferencia de energía entre el aire exterior y el aire interior. Esto significa que el aire exterior se utiliza para calentar el aire interior, lo que resulta en un ahorro de energía significativo. El suelo radiante, por otro lado, funciona de forma diferente. En lugar de calentar el aire, el suelo radiante transfiere el calor directamente al suelo, lo que resulta en un calentamiento más uniforme y una mayor eficiencia energética. 

Otra diferencia entre la aerotermia y el suelo radiante es el coste. El sistema de aerotermia es generalmente más caro que el suelo radiante, debido a los costes de instalación y mantenimiento.

Ambos sistemas tienen sus ventajas y desventajas, pero ambos pueden ofrecer una calidad de aire superior a la de los sistemas tradicionales. La aerotermia es una buena opción para aquellos que buscan ahorrar energía y tienen un presupuesto mayor. El suelo radiante, por otro lado, es una solución más barata para aquellos que buscan un calentamiento uniforme y una mayor eficiencia energética. 

Combinar suelo radiante con aerotermia  

Aunque combinar suelo radiante con aerotermia se convierte en una gran opción que puede generar una serie de beneficios. Y es que para calentar el agua del suelo radiante podemos utilizar tanto calderas de gas como sistemas renovables donde entran en escena las placas solares o la aerotermia. La utilización de la aerotermia se considera un buen método ya que permite una climatización mixta, es decir, calefacción y refrigeración. 

Uno de las grandes ventajas es la comodidad ya que la combinación de estas tecnologías genera un gran confort. Gracias a este sistema, el calor se reparte de manera uniforme por toda la casa. Asimismo, la eficiencia energética también se convierte en un beneficio claro. Tanto el suelo radiante como la aerotermia se consideran sistemas muy eficientes. Si, además, conectamos el suelo radiante a un generador de bomba de calor aerotérmica y dimensionamos el sistema para trabajar a baja temperatura en calefacción, esta eficiencia se verá duplicada. 

Scroll al inicio